¿PUEDO COMUNICARME CON EL NIÑO CUANDO SE HAYA MARCHADO?

POR SUPUESTO QUE SI.

 

No sólo es posible, sino también muy deseable que lo hagas, porque así podrás demostrarle que sigue siendo importante para ti, que te acuerdas de él y que le sigues queriendo, pero sobre todo, podrás ofrecerle ayudas materiales y emocionales que le serán muy útiles y que no tendría si tú no te acordaras de él.

 

Como regla general la comunicación con el niño puede hacerse por carta o teléfono, pero ten en cuenta que debes atenerte a los días y horarios que se te indiquen y que debes ser tú el que llame, aunque es cierto que en algunos casos el niño podrá darte unos toques para que le llames tú. Es posible que algunos niños que proceden de familias muy humildes no tengan teléfono y debas limitarse a las cartas o llamar a través de algún vecino.